enero 09, 2015

Qué me pongo con una pierna escayolada

Empiezo el año con mal pie, Me he roto dos huesos del pie derecho por pisar en un agujero de una moqueta rota en un restaurante de Oviedo. 

Algunas amigas y clientas me preguntan que cómo me arreglo para vestirme y qué me pongo para estar "presentable".


¡Faldas, no!


En primer lugar hay que renunciar a los vestidos o faldas que te impiden movimientos que son básicos, y los pocos que te permite tu estado.


En segundo lugar, y lógicamente, prescindir de los tacones. Ahora uso (solo en el pie izquierdo) sneakers - que no hace falta que sean de Chanel - y zapatos bajos, y estoy esperando unos que me han regalado los Reyes, de estilo oxford. Siempre suela de goma.


Por supuesto adiós a mis bolsos shopping que tanto me gustan y a los de mano. Se impone un bolsito de tamaño medio/pequeño que me pueda cruzar y no me moleste.




Así que mi uniforme es más o menos el mismo, pantalones anchos que he rescatado de mi fondo de armario, camisas, chaquetas de lana y cardigans de pico de cachemir para estar abrigadita.


ACCESORIOS



Para animarme siempre llevo pendientes bonitos y collares y procuro usar tonalidades vivas que parece que levantan el ánimo.

Cada día me maquillo y me arreglo el pelo y lista para salir en silla de ruedas, con un chaquetón de sport, bufanda o pashmina al cuello no muy larga y los imprescindibles guantes para manejar la silla de ruedas.


En la imagen, en una de mis primeras salidas con mi amiga Clara Garcia, estupenda diseñadora de Clara By Clara.

Share/Save/Bookmark
Blogging tips